En la Ciénaga de Zapata se encuentra el humedal más conservado del mundo, donde existen diferentes especies de aves y animales endémicos del lugar.

El buceo en mar abierto, el espeleobuceo en cuevas inundadas de aguas salobres vinculadas al sistema espeleolacustre de la Ciénaga de Zapata y el buceo multinivel constituyen la exclusividad de la zona.

Las inmersiones se realizan directamente desde la costa, donde de inmediato aparecen corales cuernos de alce, cerebro, corales de hojas, corales de estrellas, abanicos de mar, así como variadas especies de peces. Al llegar al veril cerca de 100 m de la costa aparece otro gran atractivo, la abrupta pared con profundidades de hasta 40 m donde se encuentran esponjas, gorgonias y corales de gran tamaño.